No hay registros

-
-
Consorcios | 05/08/14

Nuevo régimen en materia de seguridad edilicia y prevención de riesgos.

Certificado de edificio seguro

En la Ciudad de Buenos Aires, una de las tareas del administrador de un consorcio es el cuidado del mantenimiento, la conservación, la prevención de riesgos y la higiene del edificio, y para el cumplimiento de ese fin, la contratación de prestadores debidamente habilitados y que cumplan las normativas vigentes. En ese sentido, se estableció en su momento un Régimen de Certificación de Edificio Seguro a través del dictado de la Disposición D.G.D. y P.C. 411/11 (GCBA). Sin embargo, desde el gobierno de la Ciudad, se decidió que, en base a la experiencia recogida y a los controles realizados resulta oportuno modificar el régimen de Certificación de Edificio Seguro. Es intención de los organismos de contralor que la responsabilidad del administrador quede limitada a la contratación del profesional idóneo, quien en uso de sus conocimientos técnicos le informará acerca del estado en que se encuentran las instalaciones y la adecuación de estas a la normativa vigente, a los fines de que el Consorcio proceda a solucionar los incumplimientos encontrados y obtenga la Certificación de Edificio Seguro. Además, se debe establecer quiénes son los profesionales que podrán actuar para realizar dichas tareas.

En ese sentido, informamos que se ha dictado la Disposición D.G.D. y P.C. 1.541/14 (B.O.: 4/8/14 – C.B.A.), mediante la cual se deroga toda la normativa anterior referida a ese tema, y se establece un nuevo régimen, en el cual se destaca que se otorgarán dos tipos de certificado según el grado de cumplimiento de la normativa vigente en materia de seguridad edilicia, habrá un listado de normativa específica a cumplimentar y se menciona a qué profesionales no se podrá contratar para emitir el informe que corresponda.

En primer lugar, los certificados que se emitirán son:

  • Certificado de Edificio Seguro: podrán acceder a esta certificación aquellos inmuebles en los cuales se verifique el total cumplimiento de la normativa vigente que tenga vinculación directa o indirecta con las condiciones de seguridad de los mismos. Su actualización será cada 2 años.
  • Certificado de No Conformidad: cuando el inmueble no cumpla con la normativa vigente se emitirá un Certificado de No Conformidad. Su actualización será anual.
  • En segundo lugar, se establece qué profesionales emitirán estos certificados, quienes deberán poseer matrícula vigente expedida por el Consejo Profesional respectivo:
  • Ingenieros.
  • Licenciados en Higiene y Seguridad en el Trabajo.
  • Técnicos matriculados por Res MTSS 313/83.

En tercer lugar, se establece que administrador o el consorcio no podrán contratar para la tarea de certificación a las empresas y sociedades vinculadas a través de sus accionistas que brinden servicios de provisión y/o mantenimiento de alguno de los servicios de limpieza de tanques de agua, extintores manuales, calderas, ascensores y demás servicios de funcionamiento y seguridad de un edificio.

En cuarto lugar, se enumeran las normativas a verificar por parte del profesional actuante, las cuales se refieren a limpieza y desinfección de tanques de agua, extintores manuales, desinsectación, calderas, iluminación de emergencia, matafuegos, simulacro y plan de evacuación, fachadas y balcones y ascensores. También constatará, de acuerdo a las características específicas del inmueble fiscalizado, el cumplimiento de las normas vinculadas con: semáforos lumínico y sonoro, alarmas en garajes, sistema de protección por puesta a tierra de las masas, salones de usos múltiples (SUM), piscinas cubiertas o descubiertas, parrillas, saunas, juegos infantiles, canchas de tenis, paddle, squash, básquet y fútbol de salón, gimnasios o lugares destinados para practicar gimnasia, yacusis, solárium, sala de medidores de gas, de luz, sala de máquinas y áreas de riego en general, etcétera.

En quinto lugar, todos los certificados, sean de Edificio Seguro o de No Conformidad, deberán efectuarse por triplicado debiendo quedar uno de ellos colocado en un lugar visible del edificio, el segundo ejemplar será presentado junto con la documentación necesaria para la presentación de la DDJJ anual del consorcio en cuestión y la tercera copia quedará en poder de la Administración y será archivado conjuntamente con la documentación del inmueble.

En sexto lugar, el administrador se encuentra obligado a poner en conocimiento de los copropietarios las recomendaciones que surjan del informe técnico.

Para finalizar, la certificación deberá ser presentada por el administrador ante el Registro Público de Administradores de Consorcio junto con el informe establecido por el art. 12 de la Ley 941 (informe anual del administrador con carácter de declaración jurada). La Certificación a presentarse será la emitida durante el año inmediato anterior al de presentación del informe ante el Registro.

Texto completo | Disp. DGD y PC 1.541/14 (GCBA)

-