No hay registros

-
-
Laboral | 11/05/16

Se trata de la extinción del contrato de trabajo provocada por voluntad del trabajador y fundada en incumplimientos del empleador.

Contrato de trabajo. El despido indirecto

Se denomina despido indirecto a la extinción del contrato de trabajo provocada por voluntad del trabajador y fundada en incumplimientos del empleador de suficiente gravedad que configuren una injuria impeditiva de la continuación del vínculo. Esto significa que así como el empleador puede dar término a la relación laboral motivada en una injuria de su empleado, éste también puede provocar la extinción del contrato invocando severos incumplimientos del empleador.

El despido indirecto posee los siguientes caracteres:

  • es un acto unilateral, pues lo provoca el trabajador;
  • es una acto receptivo porque se produce desde que el empleador toma conocimiento fehaciente de la determinación del empleado;
  • es un acto extintivo porque pone término al contrato de trabajo.

Una vez notificado el despido por el empleado a su empleador se produce un acto jurídico consumado. Esto se debe a que no existe la posibilidad de retractación o rectificación posterior.

Las razones por las cuales un empleado se considera despedido deben basarse en faltas en que ha incurrido el empleador. No se trata de cualquier incumplimiento contractual, sino de uno que debe poseer una gravedad tal que justifique la medida. Dicha causa determinante se denomina injuria y se caracteriza por tornar impeditiva la continuidad del contrato de trabajo. Generalmente se intima al empleador para que modifique su comportamiento y, en caso de mantenerse la situación agraviante, el trabajador comunica fehacientemente que se considera injuriado y despedido.

Lea la noticia completa en Trivia / Colaboraciones Técnicas 

-